martes

psicoestimulantes

Los estimulantes son sustancias que aumentan el estado de vigilia, combaten el sueño, producen una sensación de energía incrementedada y, a dosis elevadas, estados de excitación extrema. Entre las sustancias estimulantes se pueden dividir en naturales y químicos.
VIAS DE ADMINISTRACION
La presentación de los psicoestimulantes varia en su presentación debido a su clasificación y a su forma de uso, los mas comunes son polvo, plantas, pastillas, líquidos y gases. La mayoría de este tipo de drogas son de tipo anestésico local y efecto vasoconstrictores marcados. Los psicoestimulantes generalmente se consumen de forma oral donde produce el efecto y vasoconstricción de las sustancias y presenta una rápida absorción. El psicoestimulante también puede ser administrado por vía intravenosa demorando solo 16 segundos en llegar al cerebro y produciendo sus efectos máximos en 30 segundos los cuales van decreciendo en los próximos 30 minutos. Otra forma de administración frecuentemente usada es la inhalación. Esta forma cada vez mas popular de consumo produce una rápida aparición de los efectos, y delirio de persecusión con el uso crónico. Se produce una rápida absorción del psicoestimulante demorando 8 segundos en llegar al cerebro y los efectos máximos se presentan a los 30 segundos y decrecen en una forma muy rápida.

EFECTOS FARMACOLOGICOS
El psicoestimulante esta catalogado como una droga psicotrópica la cual es un potente estimulante en el sistema nervioso central produciendo un cuadro caracterizado por hiperestimulación, hiperalerta, euforia y megalomanía. En dosis extremas produce también temblores, convulsiones y delirio. Con el uso repetido aparecen los efectos tóxicos en otras partes del cuerpo como son taquicardia, hipertensión, midriasis, contracciones musculares, formicación, alucinaciones visuales miniaturizadas, insomnio, ansiedad y nerviosismo extremo, ideas delirantes paranoides, conductas violentas y muertes debidas a colapso cardiorespiratorio.
Los psicoestimulantes son una droga estimulante adictiva que activa mucho ciertos sistemas del cerebro. Su efecto en el sistema nervioso central es mayor. Algunos productos tienen algunos usos médicos, sobre todo para el tratamiento de la obesidad, pero su uso terapéutico es limitado.
Los psicoestimulantes químicos se fabrica en laboratorios ilegales y hay una alta probabilidad de que se abuse y se dependa de ella. El producto vendido en la calle se conoce por muchos nombres, tales como "speed", "meth" y "chalk" (anfetas, meta y tiza). El clorhidrato de metanfetamina consiste en cristales transparentes en pedazos parecidos al hielo, que se pueden inhalar al fumarlos y se llaman "ice", "crystal" y "glass" (hielo, cristal y vidrio).
METABOLISMO
Una vez en el cuerpo, el psicoestimulante es metabolizado principalmente por las colinesterasas, ya sea la plásmatica, hepática o cerebrales. En los humanos los metabolitos resultantes son benzoil-ecgonina y el ester metílico de la ecgonina. Estos metabolitos son productos mas hidrosolubles que son excretados en la orina. La vida media del alcaloide de cocaína es de 19 a 168 minutos, lo que hace una vida media muy corta. Sin embargo los metabolitos pueden durar hasta 5 días en el plasma, detectandose en la orina hasta por 7 días luego del último consumo.
TOXICIDAD
En una encuesta realizada entre cirujanos plásticos en los Estados Unidos se obtuvo que en una estadística de cinco muertos, treinta y cuatro reacciones severas de ciento ocho mil pacientes de los que se les suministro psicoestimulantes sin embargo es en el uso no médico donde se demuestra la mayor toxicidad y es a menudo frecuente la intoxicación sobre dosis y síntomas tóxicos la intoxicación se basa en estimulación severa en el sistema nervioso central, convulsiones y fallas respiratorias. La muerte puede ocurrir luego de cualquier ruta de administración si la dosis es suficiente, es más frecuente sin embargo luego de la administración intravenosa.
TIPOS DE CONSUMO
Basándonos en las características conductuales del consumo podemos diferenciar el uso "recreacional" del consumo compulsivo que caracteriza a la enfermedad adictiva.
Bajo la denominación de consumidores "recreacionales" es posible clasificar tres subtipos.
1. Experimental. Esta persona ha probado la droga una o pocas veces. Como la experiencia fue neutral o aún negativa, el o ella no volverán a usar la droga. El consumidor experimental de dicha droga, por ejemplo, ha inhalado algunas "líneas" de cocaína o ha consumido anfetaminas y ha encontrado que la droga no le produce la euforia esperada o por el contrario le produce disforia. Luego de una segunda experiencia similar con la droga, el o ella no volver a usa la droga nuevamente.
2. Ocasional. Este es el llamado consumidor "social" quien recurre al uso de drogas de manera ocasional. Este consumo ocurre casi siempre en un ambiente social tal como una fiesta. El consumo es de bajo nivel, y el consumidor experimenta pocas consecuencias adversas como resultado. Recordar que la mayoría de los adictos pasaron por esta fase al comienzo de su carrera de consumo.
3. Abuso. Esta persona puede ocasionalmente abusar de la droga intoxicándose. Este tipo de abuso es el resultado de una decisión cognitiva y conciente de abusar de la droga y difiere cualitativamente del consumo adictivo. La transición de consumidor social a un abusador es una diferencia de grados; la transición entre el abusador y el consumidor adicto es una diferencia de tipo. El abusador puede, por una cantidad de razones, escoger el limitar su consumo de droga y revertir hacia ser un consumidor social.
4. Consumo compulsivo. Este tipo de consumo es el que se presenta cuando el paciente ha desarrollado dependencia hacia el psicoestimulante. Se caracteriza por ser episódico y compulsivo. O sea que el paciente puede no consumir todos los días, pero cuando lo hace es de manera compulsiva y con perdida del control. Los intentos de control por parte del dependiente son infructuosos y comienza a notarse uso a pesar de daño. Con el consumo compulsivo o adictivo se presentan los fenómenos de tolerancia y dependencia química

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada